lunes, 16 de marzo de 2015

Crónica del oficio más bello del mundo

Muchos han escrito sobre la bella labor que realizamos los periodistas, sobre el apasionante oficio que abre miles de puertas, que nos intruduce a muchísimos mundos y nos permite conocer personas, historias, trabajos y los más extraordinarios acontecimientos, bien en nuestros entornos más inmediatos o en geografías lejanas.

Los periodistas somos los cronistas de nuestros tiempos, según nos definió Alejo Carpentier, somos aquellos que de manera multifacética debemos aproximarnos a las diferentes facetas de las vidas ajenas, sin reflejar la propia, armados de las palabras precisas que dibujen la magnitud lo más exacta posible de los hechos que narramos en nuestros relatos. 

Lo cierto es que solo los periodistas llegan a conocer en su totalidad los tragos dulces y amargos que nos regala el que describiera el Gabo como el mejor oficio del mundo.

Martha Reyes Noa es una de nuestras consagradas y multipremiadas periodistas guantanameras, dedicada a la prensa radial redactó una crónica que aquí replico con inmenso placer, agradeciendo de esta manera y en alguna medida su obra y sus palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario