viernes, 13 de marzo de 2015

A Baracoa me voy... aunque no haya carretera

Mi primer viaje a Baracoa, la primera villa de Cuba,  la colonial, la princesa de Guantánamo, la novia del mar en esta parte de la Isla. No se le puede negar su sencilla belleza, sus casas coloniales que resisten el tiempo y cuentan la historia de este pedazo de patria.
Con motivo del Taller de Blogueros Barecoenses visito por primera vez el costero municipio. Veo el Yunque, la Bella Durmiente, La Farola, algunas de las maravillas de las que he podido ser testigo en este pequeño tiempo que pude visitar la Villa.
Pretendo escribir más de una historia, ojalá y el tiempo me alcance, ojalá y pueda plasmar las emociones vividas en  estas pocas horas de sentirme baracoana, baracoense, de Baracoa.
Ahora si, a lo seguro, como dice la canción: A Baracoa me voy, aunque no haya carretera.











No hay comentarios:

Publicar un comentario