lunes, 16 de febrero de 2015

El Jardín de Nena o tal vez el Jardín de Edén en Guantánamo

agricultura floresEl pasado domingo, en medio del frío de la mañana invernal visité uno de los más altos parajes de la montañosa geografía guantanamera. Sobre las 7 de la mañana el sol levantaba sus rayos sobre las lomas, las carreteras y los guantanameros y guantanameras que iniciaban su jornada.

La comunidad de Felicidad Arriba, del montañoso municipio de Yateras me recibó con un bostezo de café y con una cara recien lavada que mostraba en su tienda, su escuela, su sala de video, combinadas todas con vistosos colores.


Para los que vivimos en la ciudad, la cotidianidad de las montañas nos es ajena, en la mayoría de las situaciones, y desconocemos que allí el consultorio médico es el lugar propicio para los primeros auxilios de las más diversas afecciones, que las doctoras que allí laboran se crecen para no perder a ningún paciente de los que les llegan solicitando sus servicios; que el Caney es el espacio para la recreación sana donde se toca rico changüí y se juega a las damas, al dominó, al ajedrez, al parchí y a cuanto juego se ha inventado, todo a la sombra de las pencas de palma, que luego de secas continúan su vida útil en el techo del Caney de la comunidad.

El verde del paisaje, la intensidad de los colores, el calor de la gente que nos recibía, dentro de sus casas, que nos saludaba en las calles como a viejos vecinos, me cautivó desde el principio y pensé en como sería vivir aislada en este espacio donde no hay cobertura de celulares, donde las principales actividades son la ganadería y el cultivo del café.  Pero una visión idílica no  sería realista.

agricultura lechugaAdán García Pupo es uno de los campesinos que nos recibió en su hogar. Orgulloso habla de cu cría de cerdos, a los que alimenta con palmiche, proveniente de las palmas de su patio, espacio que también emplea en el cultivo de la lechuga, planta herbácea que bien aliñada con vinagre y aceite regala una exquisita ensalada para cualquier comida.

La labor de este campesino y sus resultados son reconocidos por el Programa Nacional de la Agricultura Urbana, pero por más merecidos que sean los lauros de Adán, mi atención fue ganada por el asombroso patio de Annelis Montiel Sánchez, conocida por todos como Nena.

Esta ingeniera agrónoma, retirada ya del trabajo activo hace de su casa un Edén terrenal  en el que cultiva más de 100 plantas ornamentales, medicinales y frutales. El portal, el patio, el traspatio, la terraza, toda la casa se impregna de los perfumes y aromas de las plantas que la rodean.
agricultura flores
 
agricultura florArmada con una sonrisa y sin dejar de andar de manera ágil y animada entre las macetas y canteros, Nena accede a contar algunos de sus secretos.

"El Programa Nacional de la Agricultura Urbana en su última visita reiteró la condición de Patio de Referencia y propuesieron la condición de Excelencia, esos reconocimientos son sin dudas importantes, pero para mi lo fundamental es lo que se logra con el trabajo. Aquí tengo plantas medicinales que les brindo a mis vecinos, que uso con mi familia cuando presentan afecciones, pero además disfruto de ensaladas que cultivo con mis propias manos, todos los jugos que se consumen  en mi mesa son naturales."
 

Llegado este punto me ofrece un vaso frío de un líquido rojo, confiada acepto y al primer contacto pmi paladar se deleita entre una multidud de sabores: refresco ¿de naranja, de guayaba, de piña, de fresa? ¿todas esas frutas juntas o solo una? 

"Ni una ni otra, lo que tomas ahora es refresco de flor de jamaica. Cinco flores por cada litro de agua, se pone a hervir y se endulza a gusto, un refresco delicioso para acompañar cualquier comida"
flor de jamaicaflor de jamaica agricultura

No puedo más que coincidir con su criterio y tratar de seguir la charla con esta modesta mujer que ahora, con una vara tumba naranjas, para hacer jugo natural dice.

"Aquí tengo vainilla, anís, menta, aguacate güira, que es una variedad de este fruto que se da todo el año, naranja, lima que es tan buena para controlar el colesterol, la presión arterial y para la pérdida de peso. También tengo variedades de flores y plantas ornamentales, rosas, violetas, vegonias, helechos, porque las frutas y los vegetales alimentan, hay plantas que curan el cuerpo pero la belleza se hizo para curar el alma y difícilmente se encuentran cosas más bellas y perfectas que las hechas por la naturaleza. ¿No cree usted?
 

Sonrío y asiento, a la vez que degusto de una bebida que me alcanza, esta vez un conctel de frutas entre las que pruebo naranja, piña, guayaba, lima, ciruela y quien sabe cuantas más.

"Todas de mi patio"- me dice con mezcla de picardía y orgullo.

 




 
 Creo que entre las cosas más asombrosas de esta casa, de esta mujer, de su jardín, es que siembra, cultiva y utiliza más de 100 variedades de plantas en un espacio que tal vez no exceda los 20 metros cuadrados, en un culto precioso a la perfección de la naturaleza y a los frutos del trabajo que se hace con amor.


2 comentarios:

  1. great blog, very inspiring
    lets follow each other! just let me know and I will follow back :)

    - www.angelaah91.blogspot.nl

    ResponderEliminar
  2. angelaah91 Thanks for ur coment, was nice to know ur opinion. I will follow u if u can tell me how. Send u my grettings

    ResponderEliminar