sábado, 8 de noviembre de 2014

Guantánamo no es la base Naval

Leyendo ahora una entrada del Blog de Yisell Rodríguez Milán, www.lentedaumento.wordpress.com recordaba la deuda que tengo conmigo misma de escribir un post sobre la Base Naval de Guantánamo. 

Mientras crecía, tenía ciertos soliloquiso conmigo misma sobre la casualidad o causalidad de haber nacido en Cuba y no en otro lugar, de haber nacido en Guantánamo y no en otra provincia.

Pero la escuela, la familia, la cotidianidad y la vida misma me enseñaron a amar mi terruño de una manera bien particular. Recuerdo ahora los versos de un popular "poemita" que un guantanamero emigrado me cantaba en tiempos de Universidad: 
"Guantánamo pueblo inmundo
Vivir en ti Dios me valga
Si el mundo tuviera nalga
Tú fueras el ojo del mundo"
Jovial y desnfadado como todo lo auténticamente cubano, el verso, en mi modesta interpretación se refiere a las desgracias geográficas e incluso históricas que le ha tocado viver a mi tierra:
El hecho de ser la provincia más oriental de un país que se mueve hacia el occidente por la cercanía con la Tierra Grande, la dicha de ser la primera porción de tierra visitada por los españoles a su llegada, pero el olvido posterior cuando se descubrieron otras zonas y para rematar la mayor bahía de bolsa del país y la única de la provincia arrebatada por los intrusos norteamericanos que ilegalmente hace más de 100 años perpetuan su estadía en esa fronetra artificial quitándonos de esa manera las mejores playas de la costa sur de la provincia. 

Mucho es lo que se ha reclamado por la devolución de este espacio y los guantanameros, en especial los caimanerenses, viven alertas ante los constates ruidos procedentes del misterioso y tristemente célebre lugar por el cuál se conoce a Guantánamo. 
Base Naval Guantánamo Injusticia Libertad

Doloroso resulta para mi que desde mi incursión en el mundo de las comunicaciones y las redes, me haya topado con mucha gente alrededor del mundo que piensa que Guantánamo es solamente 117 km² de una provincia de 6.176 km² de extensión.

Torturas Prisioneros Políticos Ilegal Base Naval GuantánamoEl terreno no es grande, pero si significativo, es como quitarle un ojo a un ser humano, solo porque el tamaño en correspondencia con el resto del cuerpo no es representativo,  no significa que el daño sea menor.
Pero si me llama la atención que, mediáticamente hablando, cuando uno teclea "Guantánamo" en cualquier buscador, las primeras imágenes y artículos están relacionados con la Base naval. 

Muchas veces me ha sucedido que converso con amigos de otras latitudes que preguntan si vivo en la Base, en la Cárcel, en ese espacio que se ha convertido en un centro de torturas para prisioneros.



Guantánamo Cuba Ciudad CallesGuantánamo es una ciudad, les digo, es una provincia que tiene gente muy linda que tiene su historia y su cultura. Es un territorio cruzado por ríos, el hogar de Guamá, un indio que amó a esta tierra y que defendióo su libertad cuando los españoles quisieron arrebatársela, también es la tierra de Pedro Agustín Pérez, Mayor General de las Guerras Grande de 1868.

Es una ciudad de calles rectas, en la que los niños van a la escuela al amanecer de la mano de sus padres o en grupo de amigos y luego al atardecer, luego de hacer los deberes se escapan a jugar a las escondidas o a las bolas o simplemente a bailar un trompo mientras las niñas juegan a las muñecas...

Mi ciudad, mi provincia, no es la más grande, tampoco la más desarrollada, pero sus casas, algunas más humildes que otras, no se parecen a las oscuras celdas de la Base Naval. Aquí donde vivo hay fiestas populares, y se canta y se baila changüi, un ritmo autóctono de las montañas yateranas.

Guantánamo es la tierra las tres C: Cacao, Coco y Café, de los amores inconfesos y profundos de Boti y de Lilí Martínez Griñán, la tierra que vió nacer a La Guantanamera de Joseíto Fernández que se ha hecho bandera universal de mi patria chica.
Guantánamo es mucho más que la Base Naval y tengo la esperanza de que un día no muy lejano esta última sea solo parte de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario