miércoles, 11 de junio de 2014

Mi primera vez...

Como una adolescente que se escapa por primera vez de la casa, furtiva, en puntillas de pies, con el susto en el corazón y la mirada esquiva, y cuando al final logra salir de la casa sin que la escuchen y cuando cierra la puerta el corazón aún late con fuerza y violencia dentro del pecho.

A sí me sentí después de salir del estudio del Telecentro Solvisión de la provincia de Guantánamo, donde por primera vez hice mi aparición ante las cámaras en el Programa Informativo Diálogo Franco. 

Investigación, encuentro, lectura... Todas las acciones que antecedieron a los estresantes 45 minutos de  mi intervención. Sin penas ni glorias, sin grandes descalabros o triunfos, así lo sentí. 

Los comentarios positivos y constructivos para próximas oportunidades y en  resumen fue una de las verdaderas pruebas profesionales por las que he tenido oportunidad de transitar y aunque siento que caminé con dignidad, siento que falta mucho para lograr lo que aspiro, pero la experiencia  fue enriquecedora y constituyó un verdadero reto para la periodista que soy y la profesional en la que quiero convertirme.
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario