lunes, 14 de abril de 2014

No se debe olvidar la historia

Ayer repusieron por la señal de Telesur un documental sobre el Golpe de Estado en Venezuela. Fueron momentos intensos que nadie puede rememorar o comprender mejor que los venezolanos. En marzo se cumplió un año de la desaparición física de Hugo Chávez Frías y observando la actualidad de esa hermana nación tengo la sensación de que se ha olvidado esa página de la hsitoria actual de la Revolución Bolivariana.

Los pueblos que olvidan su historia no tienen derecho  al  futuro y tratando se ser objetiva, de permearme de todos los datos y hechos, no encuentro las razones del pueblo que se presta para manipulaciones y violencias gestadas desde la derecha reaccionaria y frustrada. 

Hay una verdad que duele, no solo en Venezuela, en Latinoamérica, en el mundo: la voz de Chávez, su figura, su luz, su energía, su persona ya no nos acompaña en el camino de la libertad. Pero ¿y sus pensamientos, su fe en Venezuela próspera, su convicción en que la Revolución Bolivariana no fallaría? ¿Ya se olvidaron las horas aciagas del 2002, cuando la misma oligarquía, la misma derecha que hoy acusa al gobierno de políticas irresponsables e inconsecuentes, estuvo detrás del Golpe de Estado que hizo colapsar la constiticionalidad en el país?

Al parecer tampoco recuerdan las ofensas y amenazas de Capriles durante  la campaña electoral, ni las jornadas de violencia cuyo saldo de muertos es solo resposabilidad de los inconsecuentes derechistas que através de las redes sociales y los medios de comunicación hace ver una Venezuela colapsada y débil.

La obra de la Revolución, la formación de la Patria, la preservación de la paz, solo se consiguen con la voluntad del pueblo, con la confianza en el gobierno, la capacidad de diálogo que hasta ahora han demostrado los dirigentes constitucionales de la izquierda, quienes constituyen el más fiel exponente de los ideales chavistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario